El rendimiento 1×1 de los jugadores del Cali ante Alianza

Liderazgo Inerte:
Una sola opción de gol le basto al Alianza Petrolera, para que los 6.091 espectadores que se dieron cita en Palmaseca, regresaran a sus casas con una derrota que el habilidoso canterano Estefano Arango, y un grupo de errores que partieron de Matías Cabrera, hicieron aún mas dolorosa y amarga, los de Pusineri perdieron su invicto de local y alimentan ya una racha de 3 encuentros sin ver la victoria. Los verdes tras el traspié son sextos en la Liga Águila con 17 pts.

Pablo Mina: Fue un espectador a lo largo del compromiso, donde la única vez que fue exigido no pudo responder, se paró al borde de las 5.50 ante la presencia de Arango en su gol, y sufrió una vaselina. A veces sí, a veces no, el juego aéreo es su nemesis.

Mateo Puerta: El joven antioqueño comenzó con mucha disposición en ataque, siempre en 3/4 de cancha buscando pisar el área, incluso tuvo una opción para anotar y respondió por pasajes en defensa. En el gol de Arango solo pudo seguir su espalda en el error colectivo. Volverá al banco (si lo concentran) con el regreso de Angulo.

Dany Rosero: En un partido sin mayores apuros defensivos, no pudo figurar ofensivamente en los balones aéreos que disputó su equipo, en el gol, Arango se deshizo de su marca en un solo movimiento para buscar puerta. Atrás controló bien a Arias, pero no basto. Fue casi un espectador.

Richard Renteria: El administrador de empresas mejoró su comportamiento defensivo ante Petrolera respecto a los juegos anteriores, Arias el delantero visitante no vino a Palmaseca, pero Arango sí, y aunque el zaguero fue el único que se atravesó en su primer remate, no pudo evitar el segundo que terminaría dentro de la portería de Mina. Petrolera no lo llevó al límite, pero respondió.

Darwin Andrade: Tuvo libertad ofensiva igual que Puerta, pero sin mayor profundidad (ni centros, ni nada), en defensa esta vez no pasó grandes refugias por la misma poca exigencia del rival. Regular.

Matías Cabrera: El capitán charrúa tuvo poco pesó en ataque y mucho menos en defensa (Alianza vino por el punto), impreciso en las salidas ofensivas del Cali, nunca pudo descifrar el cerrojo del medio petrolero, cerrando el primer tiempo tuvo un buen remate que atajó Jerez. En el 2T seguiría por la misma floja línea y queriendo ser vertical, regaló un balón al rival que en tres toques convertirían en el gol de la victoria al final. Minutos después regalaría otro balón que obligaría a Pusineri a sacarlo entre abucheos y palmas (mas de lo primero) por su bajo nivel.

Juan Carlos Caicedo: De correctas actuaciones en los compromisos anteriores, extrañamente el canterano entró despistado al campo desde las primeras de cambio, perdiendo balones fáciles con la obligación de desgastarse en recuperar lo perdido. No estuvo en su nivel, y en el gol fue un cono mas de práctica que pasó Estefano Arango de cara a su gol.

Christian Rivera: Con pocas libertades, se encontró un muro de piernas en el rival que sin necesidad de perseguirlo con constancia, le cortaba las opciones de entrega y posterior avance solo con su orden y posicionamiento en el campo. Poco pudo aportar ofensivamente y su cambio de ritmo casi pasó por desapercibido en el compromiso, en el cierre metió un gran pase a Rodríguez para buscar la igualdad, pero sin fortuna en la definición. Discreto.

Agustín Palavecino: El ‘Calamar’ fue una vez más, el que más lo intentó de su equipo, los primeros 20° minutos fue el eje ofensivo de los verdes tocando el esférico a un toque y con la cabeza levantada armaba el circuito con sus volantes, laterales y delanteros, puso a ‘vivir’ a Puerta y un par mas para anotar, pero nuevamente la definición no acompaño a los azucareros, en el 2T quedó en intermitencias y redujo su producción. El argentino en la Casona sirve la cena y no encuentra comensales.

Feiver Mercado: Tuvo unos primeros minutos igual que el resto del grupo que hacían pensar que la jornada podía ser positiva, toques rápidos, movilidad y buena compenetración con el bloque ofensivo buscando desequilibrar, el espejismo duró 20° minutos, Petrolera se afianzó en el partido y sin tener opciones de gol, alejó a los delanteros del Cali de la portería de Jerez. Para destacar el balón que le puso a Dinenno que el argentino se devoró.

Juan Dinenno: Melancólica, así fue la presentación del rosarino quien en juegos anteriores estuviera fino o no con los verdes, se dejaba la piel en cada compromiso, como es habitual opciones no le faltaron, en una llegó tarde, en otra definió mal y en otra parecía sin ganas o fortaleza para buscar por arriba. Esta versión del 9 es la mas discreta que se ha dejado ver por Palmaseca, un descanso ante Cúcuta no le vendría mal.

Cambios:

Carlos Rodriguez: El Guajiro fue la respuesta desde el banco al desastre en cancha de Cabrera (61°), buscó crear juego con Palavecino y compañía, pero el muro que armó Cesar Torres cumpliría con su cometido, sobre el cierre tuvo una gran opción de igualar con una volea cruzada que Jerez evitaría para dicha de los petroleros.

Deiber Caicedo: Don ‘Dei’ ingresaría al minuto 69° por el lateral Mateo Puerta quien salió extenuado, el escurridizo volante le puso picardía al juego parco del Cali y desde su banda (que poco o nada ocupó en defensa) llevó preocupación al banco de Cesar Torres, al final no alcanzaría, pero voluntad no le faltó.

Andrés Arroyo: El monteriano entró al minuto 85° por Juan Carlos Caicedo, en la búsqueda del todo o nada por parte de Pusineri, al final fue nada.

El Técnico:

Lucas Pusineri apostó una vez mas por su once de gala, su línea de tres volantes, y el respaldo a jugadores de irregulares actuaciones en fechas anteriores, todo ello con sus virtudes y defectos, las virtudes de presionar, jugar rápido y vertical, y los defectos de entregar mal, de ingenuidades individuales, y de crear y no definir. Todo en uno solo, eso es el Cali, el Cali de Pusineri que pocas variantes utiliza, ¡porque no las ve! , respalda a su capitán, pero su capitán no a él, por lo menos no con su rendimiento en el campo, por ello lo sacó e hizo bien, arriesgó con los cambios buscando la igualdad, no la consiguió, y esta obligado a barajar su nomina y repartir de nuevo ante su viejo amor, el Cúcuta. Recomponer el camino, depende de él.

__________________
Juan David Arcos Grajales.
Comunicador Social y Periodista
Programa: El Corrillo de Mao
Twitter: @ArcosJD90
Facebook: Juan Grajales
Instagram: arcosjd

Deja tu comentario

Compartir