El rendimiento de los jugadores del Cali frente a Millonaros

Foto: DeportivoCali.co

Luego de 90° minutos en el Campín que repartió 45° para cada equipo, Millonarios que había comenzado por debajo en el marcador le dio vuelta al resultado, aprovechando la debilidad en marca de Mateo Puerta por derecha, con dos goles calcados de la formula Hansel Zapata y José Ortiz. El Cali dejó escapar 3 pts. por la ‘Puerta’… de Mateo.

Johan Wallens: El joven arquero una vez mas tuvo varias intervenciones en el compromiso, en la primera parte, Jaramillo y Zapata lo exigieron, mientras que ante Perez el palo le dio una mano, para la segunda mitad Juan David Perez le remató sin poder vencerlo y luego apareció el Tico Ortiz para marcarle el primero de Millos en su palo, luego tuvo una mala salida puñeteando, se la sirvió a Macalister Silva que remató sin punteria, al final, sobre el 81° de juego, Zapata y Ortiz volverían a unirse para marcarle el 2do. y definitivo del partido. La defensa no le ayudó.

Mateo Puerta: El joven talento de la Selección Colombia Sub 23, fue una puerta abierta para el ataque embajador, de todas las ocasiones en las que Hansel Zapata lo desafió, el antioqueño solo pudo ganar una vez, generalmente perdió el duelo o por ubicación, o por falta de decisión (o lo tomaban mal parado, o dudaba mucho en hacer el cierre a su rival, a pesar de tener la velocidad para alcanzarlo), fue un mar de dudas que Millonarios y Pinto no desaprovecharon. Ni Rosero que fue a su ayuda (dejando espacios a su espalda), ni Cabrera que ingresó para intentar cerrar espacios al veloz Zapata por derecha, lograron evitar la catástrofe en El Campín. Un partido para el olvido.

Danny Rosero: Desesperado, así terminó el zaguero que tras ver como perdía cada vez que era desafiado el joven Mateo Puerta, este se acercaba mucho a su zona para intentar darle un relevo en marca, ayuda que fue infructuosa pues solo permitió que Zapata y Macalister Silva, aprovecharan los espacios que al final dejaba a su espalda para causar daño. La fragilidad en marca de su compañero, lo terminó por sacar del partido, en los dos goles de Ortiz, solo pudo ver impotente como la bola lo pasaba y terminaba en el fondo de la red.

Richard Renteria: Comenzó haciendo un buen trabajo, escalonando junto a Darwin Andrade los ataques del peligroso Juan David Perez, pero al final como parte de la zaga, no fue ajeno a la cadena de errores que iniciaban con Puerta por derecha, y se le hizo imposible controlar al costarricense José Ortiz, en ambos goles el goleador de la Liga con 5 anotaciones le ganó el duelo con facilidad. Queda la sensación de que el zaguero pudo hacer mas.

Darwin Andrade: El lateral que portó por segunda vez la cintilla de capitán y que regresó luego de perderse el último compromiso por una virosis, no destacó mucho en ataque y estuvo mas atento en defensa, siempre pendiente del escurridizo Juan D. Perez, que solo pudo burlar su marca en un par de ocasiones, la primera con un remate de larga distancia que se estrelló en el palo, y en el 2do. tiempo tras una pared con Silva, le ganó en velocidad y en el mano a mano no pudo vencer a Wallens. En las jugadas de gol, al igual que Renteria, no pudo hacer nada para evitar las definiciones del Tico Ortiz.

Juan Carlos Caicedo: El volante canterano que no aparecía como titular desde el 27/07 en la victoria 1×0 ante Real San Andrés por Copa Águila, hizo un estupendo primer tiempo junto a Christian Rivera y los volantes ofensivos para ejecutar la presión alta que tanto agrada a Pusineri, con un gran despliegue físico, se multiplicaba por todo el campo para recuperar, hacer relevos, e incluso buscar opción de ataque, fue una grata sorpresa, para la 2da. mitad el desgaste y la amarilla de la primera mitad, hicieron mella, y terminó por mermar su rendimiento, limitandose a marcar en zona, sin prácticamente tomar rivales. Colorado era la carta mas fiable para no perder la marca en el medio para el complemento.

Christian Rivera: Al mejor estilo de las primeras fechas, el primer tiempo nos regaló la mejor versión del talentoso volante #16, rápido, con la mirada en alto, suelto en ataque pero solidario en marca, fue hombre clave en la presión alta del equipo, previó a la jugada del gol ya había puesto un balón a Mercado para que sacará ventaja pero el galapeño se enredó, y luego minutos después, sacó de su galera una genialidad picando el balón que muy bien interpretó Velasco de primera para habilitar a Mercado en la anotación verdiblanca. En la 2da. mitad la altura terminó por cobrarle el esfuerzo y junto a Juan Caicedo, de a poco el Cali terminó por perder el medio del campo.

Kevin Velasco: El polifuncional zurdo que había aparecido ante Atl. Nacional como lateral en reemplazo de Andrade, regresó a su posición favorita, volante por derecha, jugando con perfil cambiado, Velasco acompañó el buen primer tiempo del equipo combinando la presión alta con juego simple, en el gol tocó sutilmente el balón de Rivera, para Feiver, y minutos después buscó su propia anotación tras una asistencia de Deiber, encaró la marca y remató con borde interno buscando su gol, con el infortunio de encontrar el palo. En el complemento saldría cansado por Cabrera, para armar la línea de 3 en el medio defensivo. Luce mas como volante que como lateral.

Deiber Caicedo: El ‘chiquitin’ volante ofensivo, al igual que Velasco hizo un muy buen primer tiempo, sin el balón siempre estaba encima del lateral y volantes de Millonarios, obligando al error, con la pelota en la 1era. mitad lució dinámico y propositivo, puso un pase claro para la opción de Velasco y tuvo dos remates propios buscando su gol sin mucha fortuna. En el complemento el agotamiento le pasó factura, y le resto precisión en su juego. El guajiro Rodriguez era cambio cantado desde los 20° del 2T, por Deiber o Palavecino (Cualquiera).

Agustín Palavecino: Con protector bucal, que le protegía de las fisuras en su paladar y dentadura, saltó al campo el joven volante argentino que cuenta con el 200% de respaldo del técnico Pusineri, con un gran despliegue en el primer tiempo (debe ser de los #10 en Colombia que mas corre, sino el que mas), perseguía a los volantes embajadores como perro de caza, causando baches y equivocaciones en la salida embajadora que Feiver no terminó de aprovechar, con un gran pase entre líneas, habilitó a Mercado para que dierá cuentas claras (era el 2×0) en el marcador, pero al igual que en la que le puso Rivera, se intimido ante la salida del arquero Martinez y la terminó rematando fuera el atlanticense. En la 2da. mitad se le fue el aire y la precisión al ex Platense, al igual que Deiber era un cambio cantado por Rodriguez que no se dio a tiempo.

Feiver Mercado: El de Galapa saltó al campo como único referente en el ataque caleño y opciones no le faltaron para desequilibrar, tres posibilidadea claras e inminentes de gol le generaron sus compañeros, Rivera, Velasco y Palavecino en la primera parte, que para mala fortuna del equipo solo pudo concretar la del zurdo Velasco, que definió entre las piernas del arquero Martinez (en las otras 2 se enredó y el arquero le ganó el duelo con su achique). En el complemento desapareció producto del desgaste de sus compañeros y se fue sustituido por Dinenno al 73°. Le faltó tiza al taco.

Cambios:

Matías Cabrera: El charrúa ingresó al 70° por Kevin Velasco como respuesta de Pusineri a la igualdad de Millonarios producto de la flaqueza defensiva de Mateo Puerta, aunque inicialmente le dio una mano con la marca de Zapata por derecha, en el gol del 2×1, Hansel volvió a superar los esfuerzos de la zaga caleña para entregar la victoria embajadora a su goleador Ortíz.

Juan Dinenno: El rosarino entró por Feiver Mercado al 73° para buscar la victoria, cuando sus compañeros en el medio ya estaban agotados, y poco o nada le podían generar, al final solo pudo ver impotente como su contraparte embajadora anotaba el 2×1 y marcaba el regreso sin puntos de los azucareros a Cali.

Carlos Rodríguez: El fantasma de las malas decisiones de Santa Marta se paseó de nuevo por la mente de Pusineri en Bogotá, al minuto 84° cuando el agotamiento de su plantilla era físico y mental (sobre todo de Palavecino y Deiber), decidió ingresar al guajiro Rodriguez por Juan Carlos Caicedo, el creativo que entró con cara de duda (quién no), nada pudo hacer. El cambio era mucho antes, si Palavecino tiene el 200% de confianza del técnico, Rodríguez no pasa del 50%.

El técnico

Lucas Pusineri: El estratega fiel a su estilo, acudió a la presión alta en bloque para desencajar el equipo de Jorge Luis Pinto y le funcionó, en un primer tiempo casi brillante (lo hubiese sido si Mercado no falla tan seguido), ganó el balón, generó oportunidades y logró concretar una para irse con ventaja al vestuario, en el segundo tiempo no corrigió la ‘Puerta’ abierta al ataque de Millonarios que abrió Mateo y le costó la igualdad, ingresó a Cabrera para ayudar a controlar a Zapata, y luego a Dinenno cuando no era necesario, Deiber Caicedo y Palavecino estaban agotados y el Guajiro Rodriguez era su mejor opción para reconectar el ataque. No sucedio, Millos se fue en ventaja con la formula de todo el partido, y en desventaja ingresó a Rodriguez buscando una respuesta desesperada. Queda la sensación que el Cali tiene titulares, suplentes, y muy pocas respuestas en los segundos, y esa misma confianza del entrenador, no se traslada a todos los elementos por completo.

Podio:

1. Jose Ortíz – MIL (Solo necesitó aparecer 2 veces para dar la victoria a su equipo. Goleador).

2. Christian Rivera – CAL (El #16 fue el mejor de los verdes, atacó y defendió por igual mientras tuvo oxígeno).

3. Jefferson Martinez – MIL (Tuvo 2 intervenciones definitivas ante Mercado en el 1er. tiempo que pudieron marcar el camino del partido. No extrañaron a Fariñez).

_______________________
Juan David Arcos Grajales.
Comunicador Social y Periodista
Programa: El Corrillo de Mao
Twitter: @ArcosJD90
Facebook: Juan Grajales
Instagram: arcosjd

Deja tu comentario

Compartir