El Cali y fútbol son la vida misma

“Roa es un jugador de todo el campo…” “El Cali es supremamente fuerte en defensa…” “ La primera línea del Cali es impenetrable…” “El DT Cárdenas es el técnico que necesitábamos…” “Los canteranos marcadores de punta son de lo mejor de nuestro futbol…”

Desde el aberrante periodista de Win Sports Daniel Perez hasta el DT Cárdenas nadie esperaba un resultado como el de ayer en Palmaseca. Y todavía menos un rendimiento futbolístico como el de Deportivo Cali. El equipo verde fue claro en su toma de decisiones, desenvuelto para atacar por fuera y, lo más importante, vigoroso en su actitud. Los referentes del equipo volvieron a creer en sus condiciones y explotaron. Ah, y se me olvidaba, el criticadísimo DT Cárdenas nuevamente se salió con la suya!

El pico más alto de la noche fue el rendimiento de Kevin Balanta, la principal apuesta del DT Cárdenas en el planteamiento del equipo inicial. Tres de los cuatro goles se iniciaron desde el primer pase de Balanta, en dos rompiendo líneas y en uno (el primero de Sambueza) en una recuperación en campo del rival. Gigante el morenazo anoche en Palmaseca con un 94% de precisión en los pases.

El Cali fue fluido por las bandas. Y por ambas! Si por la izquierda también. Angulo fue más atrevido en ataque y tuvo un potencializador vital en su banda izquierda: Roa. El volante parece haber pasado por un horno descongelador de pechugas industriales y corrió como nunca se le vio (en los últimos partidos ha tratado de poner más). Señores, Roa recuperó el balón en área rival para el segundo gol del Cali. Si, Roa recuperó! Andrés Felipe es un jugador que de poder desarrollar su parte mental podría reventar en el futbol colombiano. Mientras tanto por derecha, Orejuela jugó probablemente el mejor partido de su carrera profesional y, aunque en algunas ocasiones continuó demostrando su debilidad al momento de tomar decisiones, esta vez hizo uso de todo su potencial físico para enloquecer a Juan David Valencia y Luis Carlos Arias, las herramientas de Zubeldía para frenar esa banda.

Medellín por su parte se notó pesado, cansino y sin chispa. El equipo paisa acusó su Quntero-dependencia y esta explotó con el calendario de partidos que ha tenido el equipo en las últimas semanas.

El Cali ayer dio un golpe de autoridad sorpresivo. Como los grandes estrategas de las guerras, Cardenas engañó su rival haciéndole creer superior en armamento y hombres para después neutralizar sus fortalezas y avasallarlo sin piedad.

Que hermoso que es este deporte. Como la vida misma, hoy estamos mañana no… Ayer no teníamos hoy estamos llenos… Hoy estoy feliz mañana no me soporto…

Por: Jose Alejandro Gómez
Twitter @JoseCali23

Deja tu comentario

Compartir