Definir todo ante América ya es un ‘clásico’.

El noveno del año y el tercero que define un rumbo. Ante América, este domingo, Deportivo Cali vuelve a jugarse un nuevo destino, o quizá dos: su supervivencia en Liga y el dictamen de una arriesgada apuesta del presidente Álvaro Martínez.

Antes, en marzo de este año, cuando volvió a verse con el equipo escarlata en Liga después de cinco años, Cali recibía en el banco a Héctor Cárdenas, esperando que fuera el inicio de una etapa con mejores resultados para el joven técnico, quien asumía por segunda vez la difícil tarea de comandar al club verdiblanco.

Luego, tres meses después, en mejores -pero no más fáciles – condiciones, el equipo azucarero volvió a recibir en casa a América, esta vez con la necesidad de derrotarlo para llegar a una nueva final. Era la cima o el precipicio.

Ahora, definió el paso siguiente en Copa y espera una nueva edición a las 7:30 de la noche, para enrrutar las posibilidades en Liga o dictar la sentencia que todos esperan tras la sorpresiva decisión que tomó la junta directiva el martes pasado.

Una sentencia que podría tener dos finales: 1. El paso adelante de Martínez, Cárdenas y sus muchachos o 2. La crucifixión al dirigente por elegir creer en quien en tres meses le gritaba desde la cancha que no confiara.

Pero, de los tres clásicos diferentes, este, y el del pasado jueves, tienen golpes más trascendentes. De por medio está el futuro del club, de sus elecciones, de sus candidatos, de sus proyectos.

En cancha también estará el hambre de muchos por llegar a la dirigencia verdiblanca, la apuesta de otros, la carrera de Cárdenas, o al menos la credibilidad que aún queda de su papel como entrenador, la imagen de los jugadores y, la que parece menos importar, la fe de una hinchada que espera ver al club resurgir del fango.

Qué ironía, en un partido dónde el fútbol debería tener mayor valor, porque se supone que eso determinará infinidad de decisiones en el club, solo el resultado dictará el rumbo de este barco.

Y es aún más irónico que sea ante América, un club que también se juega el todo o nada. Que tiene de por medio la pelea por mantener la categoría, la continuidad del técnico que les devolvió la vida y que, por agradecimiento o por simple amor, todos sus hinchas quisieran que volviera a comandar con éxito el proyecto rojo.

E inquietamucho más porque la del último fue la presentación más pobre en años del clásico. Un Cali sin alma, esperando el chispazo de Benedetti -que nunca llegó-, y un América sin ideas que, más por necesidad que por habilidad de sus creativos, intentó sin suerte empatar la serie.

De por medio está la continuación de dos técnicos quienes no encuentran cómo resarcir la debacle futbolística de ambos oncenos, que ya empieza a ser triste de ver.

Por su lado, Cali recuperará a Fabián Sambueza, Máyer Candelo -que no jugaron en el clásico anterior- y Danny Rosero -que pagó fecha de sanción-. Con este último crecen las probabilidades del regreso a los tres centrales, la última carta que viene sacando Cárdenas de visitante.

Con o sin mucho resultado, ha sido la única que no ha permitido un ridículo por fuera de casa, y vaya que es triste decirlo, porque es conformarse con muy poco.

Por los lados de América, regresa su jugador más desequilibrante y el más ambicioso cuando enfrenta al Cali: Martínez Borja.

Una máquina hambrienta de gol, que necesitará la marca constante de Rosero y Néstor Moiraghi, sumada al control de Andrés Pérez, que podría volver a tener a su lado a Abel Aguilar, tras la lesión de Kevin Balanta.

Además, el buen golpe pelota quieta de Juan Camilo Angulo y mayores ideas de Darío Botinelli proponen en cancha un partido diferente al de Copa.

Algo que Cárdenas, quizá en su último partido, deberá intentar bloquear, evitando las faltas cerca al área y cortando las asociaciones rojas, apostando por tener el dominidio del balón.

Una iniciativa que, antes de dejar el banco, podría recuperar un poco de su honor, perdido en tres meses de muy poco fútbol.

¿Qué podremos esperar de la pelota si de por medio hay dos clubes jugándose la vida misma? No sabemos. Lo único claro es que, como dijo Niche, aquí no se puede empatar.

Te puede interesar: Hora y canal para ver América vs Deportivo Cali por Liga Aguila.

Por: Sara Otálora
Twitter: @SaraOtalora

Deja tu comentario

Compartir