Columna de opinión: ¡Presidente necesitamos su liderazgo!

El Deportivo Cali sigue en llamas, cuando esperábamos que el ambiente al inicio de la pretemporada fuera más agradable, el distanciamiento entre la afición y el recién electo Comité Ejecutivo del club se acrecienta. Y siendo sinceros, en muchos de los reclamos el hincha tiene la razón.

El disgusto de la hinchada se centra en el tema de los refuerzos. Hace poco en el Deportivo Cali se realizaron las elecciones para -valga la redundancia- elegir a las personas que liderarán la institución los próximos cuatro años. El socio escuchó propuestas y escogió lo que expuso en campaña el hoy presidente del club, Juan Fernando Mejía, y su equipo, que en resumen prometió refuerzos por encima de la media nacional, un gran director técnico y facilidades para que el hincha fuera al estadio. Su lema era construir un “Cali que vuelva a enamorar”.

Pero la realidad es bastante diferente al proyecto “político”. De los nombres de jugadores de talla internacional que se barajaban en campaña y que prometían volver a enamorar, no ha llegado ninguno. Ni siquiera el director técnico fue el que ellos esperaban fichar, aclarando que la elección de Gerardo Pelusso fue una de las mejores decisiones de los últimos 20 años.

La relación entre el hincha y la nueva administración se fracturó aún más con el aumento en el precio de la boletería, que incrementó casi en un 200%. A pesar de ser un ajuste necesario y que estaba en mora de ser aplicado para mejorar las finanzas del club, el grupo de Mejía había prometido todo lo contrario. Es más, el hoy vicepresidente del Cali, Marco Caicedo, dijo en medio de la campaña que estaban dispuestos a ajustar los precios de la boletería para que fueran más accesibles, porque era “mejor tener un estadio lleno, con unos ingresos medios, a un estadio vacío”. A esto se suma la noticia de que el abonado no tendrá acceso a la silletería nueva de Palmaseca, lo que terminó por exacerbar las emociones, pues desde el fracaso de Cárdenas la hinchada no soporta una desilusión más.

En conclusión, el nuevo Comité Ejecutivo luego de ser elegido, olvidó lo prometido. En la hinchada hay un sinsabor porque se sienten engañados por los nuevos dirigentes. ¿Qué necesita el hincha del Deportivo Cali? Que desde el club le aclaren cuál es la situación actual del equipo, que el presidente salga y de por terminados los chismes que rondan en la radio y las redes sociales, muchos de estos divulgados por gente cercana a nuevos empleados del Deportivo Cali, y que el Comité Ejecutivo -sí, los cinco electos: Mejía, Caicedo, Ángel, Cuartas y Martínez- actúen en una misma dirección sin echarse el agua sucia como ha sucedido con el tema de las finanzas. Ya no es época de elecciones, el tiempo apremia y la institución está por encima de los egos, el individualismo y los protagonismos. Hoy el hincha necesita sentirse querido por el Cali y que salga alguien a dar la cara por todos y aclare el bochornoso episodio de Sand, la gente necesita volver a confiar en lo oficial. No puede ser que en campaña los socios y la hinchada eran lo más querido para los próximos dirigentes y hoy son un lastre que solo critica.

Actualmente hay tres cosas que unen a la hinchada. La primera es la admiración hacia Gerardo Pelusso, un trabajador incansable y un técnico ganador.  La segunda es la camada de jóvenes jugadores como Benedetti y Sabbag. Y la tercera, la desilusión con el actuar del Comité Ejecutivo. Si esto continua así, el proyecto no llegará a buen puerto. Jamás podemos desearle el mal al Deportivo Cali. Todos esperamos que sea una gestión exitosa. En las manos del presidente está “enamorar a la hinchada” y que su lema no quede en promesas.

Por: Juan Camilo Restrepo
En twitter: @Cami_RV

——
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de TeQuieroCali.co.

Deja tu comentario

Compartir