Columna de opinión: ¿La virgencita es de Cárdenas o de Martínez?

A los 6 minutos de Segundo Tiempo Camilo Pérez, defensa central de Águilas, remata por encima de la portería de Mina un cabezazo a un centro cruzado de Daniel Hernández. “Viejo, vas a ver que el Cali lo gana”, le anticipaba a mi padre después de anotar la decima llegada del equipo de Rionegro al arco verdiblanco. No hay que ser mago para entender que Cárdenas anda “iluminado”. O tal vez el “iluminado” sea el Presi Martínez y este a su vez centellea al DT… Quien sabe.

La realidad futbolística de nuestro medio se presta para que la irregularidad deportiva pueda ser premiada en el corto plazo con resultados inobjetables que permitan enmascarar las dificultades. Pensemos por un momento la realidad de hoy a la inversa: el equipo de Cárdenas tuviera un funcionamiento impecable, generara mas de 10 opciones de gol por partido, solamente le remataran 3 veces al arco en promedio pero se situara en el puesto 15 de la liga y no ganara un partido desde hace dos meses. Cual sería el entorno verdiblanco…? Ud. tendrá su respuesta pero yo creo que en ese escenario Cárdenas no podría estar siquiera viviendo en el país.

“En el futbol los resultados son los que mandan, especialmente para los equipos grandes”, reza una frase de esas de cajón periodístico de todos estos que ya no saben ni que más decir. Pues bien, esto aplica para cuando los resultados no están pero también para cuando están. Y hoy por hoy, el Cali es sexto en la Liga, está dando la pelea en la semifinal de la Copa y esta en posición de Suramericana en la Recla. “Jerarquía es ganar así sea jugando mal”, fue el trino literal de uno de los periodistas mas populares del país después de la victoria de Nacional el Sábado en la noche frente a Millonarios. Y lo del Cali en Rionegro entonces también fue Jerarquía..? Por Dios, las frases de cajón engañan a la gente que en su gran mayoría busca en el futbol entretenimiento y diversión (cada vez menos hay menos de esto pero digamos todavía los hay en gran numero).

La realidad es que el equipo no ha logrado alcanzar el funcionamiento regular esperado por la afición y su mismo cuerpo técnico por más que Cardenas intente embadurnarnos en su prosa técnico-tactica. El Jueves en el Atanasio el Cali jugo quizás uno de sus mejores partidos de visitante del semestre pero luego vuelve y naufraga en la displicencia y el desconcierto de los jugadores como se vio ayer en Rionegro. El DT intentó darle chance a Abel, Jown y Andrade frente a Águilas pero el partido de los tres fue repudiable. Lo más destacable de la semana fue sin duda el nivel del tan cuestionado Andrés Felipe Roa. El costeño se le ve cómodo jugando como volante interior en línea de tres donde al no tener la necesidad de salir a tapar al marcador de punta (como si lo hace cuando juega de extremo) realiza recorridos más cortos para defender.

Y entonces, el balance del equipo que..? Bien o mal..? Pues júzguelo Ud. de acuerdo a las frases de cajón de las que Ud. se deje contaminar. Mi punto de vista: el futbol, como la vida misma, no debe juzgarse exclusivamente por los resultados. Ni en las buenas, ni en las malas. No creo que al Gerente de su empresa lo reconozcan por lograr los resultados de negocio a costa de un clima organizacional deficiente y tampoco creo que se le reconozca cuando la empresa tenga utilidades negativas a pesar que todos los empleados trabajen satisfechos en la organización. Balance y perspectiva son la clave para evaluar con objetividad, dos de las cosas que se han perdido en nuestro futbol.

Lo que si estoy seguro es que en mi empresa me gustaría contar con la virgencita que tienen Cárdenas y Martínez detrás de la puerta de su casa.

Por: Jose Alejandro Gómez
Twitter @JoseCali23

Deja tu comentario

Compartir