Columna de opinión: Carta abierta al Comité Ejecutivo

Quise escribir esto porque sé que es el sentimiento de la gran mayoría de los hinchas del Deportivo Cali hoy por hoy.

No todo tiene que ser perfecto, en una administración siempre habrá errores y más en esto del fútbol, un mundo lleno de matices y en donde dos más dos no es cuatro. Solo se pide coherencia y honestidad en la gestión al frente del club. Debo decir que este año a mi parecer, trajeron un técnico ganador, a pesar que muchos advirtieron, por su estilo de juego, tampoco daría resultados. Y también acepto que se trajeron jugadores importantes como Vargas, Macnelly, Sand, Cabrera, Juan Camilo Ángulo, que permitían soñar con cosas mejores. Pero hay cosas que se han manejado mal y han dejado todo a la especulación y al rumor, no solo a la prensa sino a los propios hinchas y socios, todo por falta de liderazgo.

Siguen hablando algunos, sobre todo periodistas en Bogotá sobre los malos manejos administrativos, eso sí, sin pruebas, pero que pisotean la marca y dejan la reputación del club por el piso y nadie del club toma la iniciativa para defender la institucionalidad.

Esto es sencillo, los números son los números, los Estados Financieros están ahí, avalados por una asamblea y por un órgano independiente como la revisoría fiscal. Se necesita que Álvaro Martínez pida que le abran los micrófonos y aclare cuánto dinero entró en la administración anterior y en qué se gastó, y explicar el negocio del lote en el estadio Deportivo Cali. Las cosas se cortan de raíz, no con un comunicado enviado a la una de la mañana en donde, entre otras cosas, lo importante no se dice.

Con respecto a la actualidad deportiva y financiera del club, nadie sale a dar al menos algo de tranquilidad a la hinchada. Todo es zozobra. No hubo una disculpa luego del estruendoso fracaso para el hincha que gasta su dinero por ir a ver el equipo al estadio, pero si dos cartas sin sentido para mostrar apoyo por un tema que no les competía, dicen algunos que “para fortalecer las relaciones entre clubes”, son cosas que no se entienden.

El lunes empieza a entrenar el plantel profesional y todo indica que no habrá técnico que los dirija, ¿qué pensarán los jugadores? ¿Van a empezar mal el 2019 sin siquiera haber terminado el 2018?

Se habla de inconvenientes en la negociación con Camilo Vargas, no se sabe la decisión de José Sand, tenían cifradas las esperanzas en Alberto Gamero y hoy parece que se queda en Tolima. Todo es incierto y mientras tanto la hinchada se pregunta qué va a pasar con el equipo que tanto quieren, cada paso parece una puñalada más al corazón.

Elijan un técnico pronto, pero no elegir por elegir, ¿Es Pusineri el indicado o solo es candidato porque hizo una buena campaña con Cúcuta? Demuestren que tienen al menos planeación y que por lo menos tienen claro a qué quieren que juegue el equipo, solucionen ese tema rápido y traigan al menos refuerzos que vengan a aportar y a fortalecer la nómina, así sean pocos.

Presidente Mejía, con mucho respeto, actúe, demuestre que quiere sacar esto adelante con su equipo de trabajo. Tenga por seguro que si el equipo en la cancha demuestra buenas maneras, todos se van a apoyarlo, pero por ahora hay más dudas que certezas. Den la cara y a cambiar la situación, es un clamor de la hinchada.

Juan Sebastian Duque
En twitter: @Juanseduc

 

——
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de TeQuieroCali.co.

Deja tu comentario

Compartir