Columna de opinión: América 3-0 Tolima

Una vez recobrada la categoría era claro que para afrontar las diferentes obligaciones que sujetaban al equipo, entre ellas salir del descenso directo, era necesario realizar un esfuerzo al armar un buen equipo. Saldo que quedó en deuda terminado el primer semestre, a pesar de haber llegado a instancias definitivas.

Transcurridos dos partidos con victoria y buen juego de la Liga 2017 – II, América de Cali es un equipo que gusta e ilusiona; el juego y planteamiento de los diablos rojos genera una agradable tranquilidad. Siendo un plantel que entre otras cosas ha sido conformado de manera acertada por el D.T Hernán Torres, a quien se le habían criticado algunas contrataciones del semestre pasado.

Evidentemente este plantel fue armado para responder a las necesidades y prioridades del equipo, que no dan espera. Es importante resaltar que por fin fue escuchado el hincha quien desde hace mucho tiempo venía pidiendo (con justa razón) un equipo competitivo. Por lo tanto, hay que aplaudir el esfuerzo de la junta directiva, encabezada por el presidente Gómez, de conformar un plantel luchador  y con experiencia a la altura de la historia de América: debe hacérsele el debido reconocimiento.

Aunque lo transcurrido hasta ahora de la Liga 2017 – II es prematuro, se evidencia una disciplina táctica y una idea de juego que partido a partido -esperemos- siga tomando forma y sea cada vez más contundente. Es claro que esto apenas empieza, pero qué diferente se siente el ambiente.

El camino es largo, falta mucha tela por cortar y muchos rivales de nivel que pondrán a prueba para qué está este plantel, pero desde ahora hay optimismo sobre lo que nos espera. Tras la victoria contundente contra Deportes Tolima 3 a 0 generan una grata sensación los nuevos refuerzos que una vez llegaron se adaptaron rápido, caso: Queso y Bottinelli. Y mucho mejor por los que estaban y han mostrado un muy buen nivel como Arboleda y Jhonny Vásquez, que esperamos sigan consolidándose y sosteniendo el buen juego.

Es hora de que el hincha escarlata le corresponda al equipo, si nunca abandonamos y nos aguantamos tan terribles nóminas durante el paso por la segunda división, ¿Por qué no hacerlo ahora que después de tanto tiempo fuimos escuchados y por fin se logró armar un plantel con buenos jugadores y recambios que lucharán mano a mano con otras nominas?

Claro está que quedan errores por corregir, que se debe trabajar en el medio campo, pero al menos como hinchas podemos dormir tranquilos, con la certeza que se trabajará para mejorar, seguir y alcanzar una senda ganadora.

El momento es ahora, el equipo promete y hasta ahora responde, por ende, el hincha también debe responder. Todos empujemos para el mismo lado, es hora de acompañar al América, es hora de asistir como siempre al estadio, es momento de unirnos por el tan anhelado objetivo: ¡La estrella catorce!

Por: Juan José Santander
Twitter: @JuanchoEse

Deja tu comentario

Compartir