Acá no se puede empatar

Se palpita el séptimo SuperDerby del 2017 y el primero de la segunda parte del presente año, pero más allá de que los clásicos son considerados por sus protagonistas y entorno como “partidos distintos”, este particularmente tendrá un tinte especial. Pero no por el carnaval que ofrecen ambas hinchadas, ya que tristemente para el fútbol de nuestra ciudad, esta nueva versión del SuperDerby vallecaucano se disputará a puerta cerrada. Esto tiene que ver con la sanción por tres fechas sin público que tanto América como Deportivo Cali arrastran en este certamen, de las cuales con estos duelos por cuartos de final, ambos estarían pagando la segunda fecha de sanción.

Este clásico tendrá un color especial por el presente de ambos equipos, pero no por disfrutar de un firme posicionamiento en la tabla, ni de un tranquilizante rendimiento en el funcionamiento de cada colectivo. Al contrario, tanto el estratega Hernán Torres, como el técnico Héctor Cárdenas, llegan a este duelo vallecaucano siendo cuestionados por sus hinchadas, pero asimismo respaldados por sus presidentes. Aunque según muchos sabios del fútbol, esto mas que apoyo, es una invitación al despido si no consiguen resultados inmediatos.

¿Resultados inmediatos? ¿existe la inmediatez en el fútbol nuestro?, preguntas que me llegan al analizar la realidad de los dos equipos de la capital vallecaucana. Es decir, ambos conjuntos están clasificados a los cuartos de final de la Copa Águila y se enfrentarán para definir a un semifinalista del certamen, bien por este lado. Pero su floja realidad en la Liga fusionada con dos desgastantes realidades, América sin poderse alejar considerablemente del promedio del descenso, objetivo número uno de los ‘escarlatas’ y Deportivo Cali recientemente eliminado de la Copa Sudamericana, quizá una de sus principales premisas para este segundo semestre, generan que este clásico tenga distintas prioridades por encima de la real ya citada, como es conseguir un cupo entre los cuatro mejores de la Copa Águila.

Premisas que tiene que ver con ganar esta serie no con el ideal de clasificar a la siguiente instancia, sino como un balsamo (Pajazo mental diría yo) para calmar temporalmente la tensión y la frustración que arrastra el entorno de ambos equipos, por el dramatizmo generado por la no consecución de los resultados inmediatos que muchos reclaman en América y Deportivo Cali. Pero si analizamos profundamente, ganar o perder un partido se puede dar por casualidad, jugar bien nunca. Por eso me parece errado que tanto la hinchada, como directivos, jugadores y todos los protagonistas verdes y rojos, instalen sus esperanzas en un resultado deportivo y no en la posibilidad de fortalecer un rendimiento colectivo en la cancha.

Los resultados dependen de los procesos, error pensar que los procesos dependen de los resultados. Esta para mi, equivocada ideología, es la que llena de afán y nervios a las hinchadas de los equipos de nuestra ciudad. Los procesos dependen de muchas cosas, no unicamente del resultado. La convicción, el compromiso, la dedicación, el apoyo, la paciencia, la autocrítica y el trabajo, son los principales motores para consolidar un proyecto deportivo y cuando esto se logra, indudablemente llegaran los resultados que todos queremos. Y si, me incluyo, ya que como comunicador, saldré beneficiado si los equipos de mi ciudad triunfan, porque esto me generaría mayor trabajo y por ende, más ingresos.

En ese orden de ideas, se palpita el séptimo clásico vallecaucano del año y el primero de este semestre, con un América necesitado de un resultado positivo para recuperar la confianza y un Deportivo Cali que quiere levantar la cabeza derrotando a su histórico rival para así, ambos equipos logren recuperar la memoria y puedan encaminarse de nuevo en los objetivos pactados al inicio del semestre.


El posible once titular de América para el séptimo clásico del año, sería con:
Carlos Bejarano; Arnol Palacios, Anderson Zapata, Eder Castañeda, Luis Tipton; Alejandro Bernal, Camilo Ayala; Dario Botinelli, Carlos Lizarazo; Santiago Silva, Fernando Fernández.

El posible grupo inicialista elegido por el estratega Héctor Cárdenas sería:
Pablo Mina; Didier Delgado, Dany Rosero, Néstor Moiraghi, Jeison Angulo; Kevin Balanta, Daniel Giraldo; Andrés Roa, Nicolás Benedetti, Cesar Amaya; Jefferson Duque.

Cabe recordar que el volante Fabián Sambueza y el creativo Mayer Candelo, salieron expulsados en el último duelo por Copa, recibiendo una sanción de tres y dos fechas respectivamente.

En enfrentamientos de eliminación de ida y vuelta, ‘verdiblancos’ y ‘escarlatas’ se han enfrentado en cuatro oportunidades, con un balance de dos clasificaciones para cada uno. Deportivo Cali ganó tres compromisos, empató tres y perdió uno. Seis goles acumuló el equipo ‘azucarero’ mientras que los ‘diablos rojos’ concretaron 4 anotaciones.

Por: Nelson Sadino
Twitter: @NelSandino1

Deja tu comentario

Compartir